Articulo

Henna: la alternativa natural

Equipo LUSH

Una gran alternativa a los tintes sintéticos – y más segura también…

Solo en el Reino Unido, los tintes para cabello se utilizan 100 millones de veces al año, y cerca del 60% de estas aplicaciones se realiza en el propio domicilio. Más de un tercio de las mujeres y uno de cada 10 hombres se tinta el pelo con regularidad y, cada año, nos sometemos a más de 45 millones de tratamientos de color en los salones de belleza.

Se estima que, en todo el mundo, las ventas de tinte para el cabello alcanzaron 1,9 billones de USD en 2013, llegando a 2,2 billones de USD en 2016.

Los estudios de mercado estiman que el número de personas que han sufrido reacciones alérgicas a causa de los tintes para cabello se ha triplicado en los últimos 20 años.

Esto se debe en parte a que nos tintamos el cabello con más frecuencia y a que los kits de tinte domésticos son más baratos, fáciles de usar y más efectivos que nunca.

“Si utilizas un tinte sintético, se abre la cutícula capilar, que es la capa externa que le proporciona brillo”, explica Mark Constantine, cofundador de Lush. “Entras en el interior del pelo y cambias su color natural, e introduces un color sintético que crece en el interior del cabello. Este mismo color también penetra en la piel, entra en el flujo sanguíneo y en el sistema orgánico”.

La henna tiñe únicamente el exterior de cada cabello y desaparece gradualmente tras un periodo de seis meses.

“El problema son los tintes permanentes”, explica el Dr. White del Instituto de Dermatología St John’s, Reino Unido. “Es interesante que los tintes permanentes incluyan la advertencia: “Puede provocar reacciones alérgicas, que pueden ser graves”. ¡No es una advertencia que pondrías en un producto seguro!” Incluso los tintes que afirman ser “naturales” pueden contener PPD (parafenilenediamina), que es por lo que Allergy UK afirma que la henna y los tintes vegetales son las opciones más seguras. Solo hay que asegurarse de no usar la denominada henna negra, que a veces se emplea para crear tatuajes de henna, y en realidad se trata de un tinte sintético que contiene PPD, que puede provocar reacciones alérgicas graves.

“La henna genuina (es decir, sin adulterar con fenilenediaminas) es segura, afirma el Dr. White. Lamentablemente, muchos productos de henna (incluso los marcados como naturales) contienen tintes permanentes.

 

HENNA PERSA

En caso de que no estés familiarizado con ella, la henna es una planta procedente del Oriente Medio, que se ha utilizado desde la antigüedad para tintar la piel y el cabello.

Los bloques de henna Lush son de henna persa de la más alta calidad, y carecen por completo de tintes sintéticos. Se crean con hojas secas de la planta de henna, que se machacan hasta convertirlas en polvo, se mezclan con manteca de cacao y se moldean en bloques. Se añaden otros ingredientes naturales para lograr los cuatro tipos diferentes de tonos: Brun, Marron, Noir y Rouge.

Brun contiene añil y una pizca de café molido para crear un profundo tono marrón chocolate, Marron contiene café molido y zumo de limón para crear un tono nuez

brillante con matices otoñales, Noir contiene mucho añil para lograr un efecto negro azulado brillante y Rouge contiene zumo de limón para lograr un acabado rojo vibrante.

 

PRUÉBALA ANTES DE USARLA

Aunque las reacciones alérgicas a la henna son muy poco frecuentes y los efectos son leves (picor de cabeza y cuero cabelludo). Las reacciones alérgicas a la PPD (parafenilenediamina) pueden provocar reacciones como rojeces, escozor, picor e irritación del cuero cabelludo, la cara y el cuello.

Una prueba cutánea antes de usar henna puede garantizar que no eres alérgico a la lawsonia, el pigmento rojo anaranjado que se encuentra en las hojas de la planta de henna. Aplica una pequeña cantidad de mezcla de henna sobre la piel y espera al menos una hora.

Desde 2011, las leyes de la UE exigen que los fabricantes incluyan advertencias en los envases de tinte para el cabello, alertando a los clientes sobre el riesgo de reacciones alérgicas y recomendando que se realice una prueba cutánea antes de cada aplicación. Sin embargo, el Dr. White cree que estas advertencias no están lo suficientemente destacadas.

Los tintes de los salones de belleza presentan los mismos riesgos, aunque los peluqueros más respetables insisten en realizar una prueba cutánea antes de aplicar el color al cabello. Se trata de una medida de precaución, pero solo suele realizarse la primera vez que se usa el tinte. Esto representa un problema porque es muy posible que se sufra una reacción grave a un tinte que se ha usado muchas veces con anterioridad, aunque no se hayan tenido problemas en el pasado.

Además, los resultados de estas pruebas cutáneas no son concluyentes, a menos que se realicen en un centro de alergología.

El Dr. White explica: “Las pruebas con los tintes pueden detectar individuos con alergias graves/marcadas, pero no existe evidencia de detección de los que presentan un menor grado de alergia si se siguen estos procedimientos recomendados por el sector”.

Aunque la mayoría de las reacciones no son graves, incluso una leve reacción representa el riesgo de desarrollar una alergia más grave en el futuro, así que es sensato evitar los tintes sintéticos aunque nunca se haya sufrido ninguna irritación.

Allergy UK afirma que los tintes sintéticos contienen tantos productos químicos que la mayoría podría desencadenar una reacción.

Sin embargo, se piensa que la principal culpable es la parafenilenediamina (PPD); el Comité Científico Europeo de Productos de Consumo cree que es la responsable del 80% de las reacciones alérgicas.

La PPD es un compuesto orgánico que se utiliza en casi todos los tintes permanentes y semipermanentes para “fijar” el color, de manera que no desaparezca con el lavado.

Se encuentra en mayores concentraciones en los tonos negro y marrón oscuro y suele ser el método más eficaz para cubrir el cabello gris. En un intento de crear tintes más seguros, se han utilizado otros productos químicos como alternativas, entre los que se incluyen: p-aminodifenilamina (PADA), p-toluendiamina (PTDA) y 3-nitrop-hidroxietilaminofenol, que se encuentran con mayor frecuencia en tintes más claros o rojizos. Sin embargo, estos pueden provocar sensibilidad, lo que significa que no son necesariamente seguros, solo más seguros. El Dr. White afirma: “Si quieres estar seguro, no los utilices”.

 

LA ALTERNATIVA SEGURA 

Además de añadir color, la henna Lush también funciona como un tratamiento acondicionador profundo, porque la manteca de cacao y los aceites esenciales dejan el cabello brillante y perfumado. Estos ingredientes ayudan a cubrir el cabello con una capa protectora de color natural, lo que añade peso al pelo liso, reduce la estática y los enredos, y ayuda a controlar y suavizar el pelo encrespado. El pelo te quedará saludable y con un color brillante, sin los temibles productos químicos.

No encontrarás tintes sintéticos en Lush, ya que pensamos que la henna natural es una alternativa segura y eficaz, lo mejor para tu cuerpo y tu cabello.

 

De Ceri Roberts, Editora y escritora freelance

Noticias relacionadas

hero_snow_fairy_shower_shot_web4

Articulo

Tus favoritos se desnudan

> Leer más
LUSHawards-33

Articulo

Lush Prize: Conoce los ganadores 2017

> Leer más
rodeo_head

Articulo

Lush se une a la campaña #SinRodeos

> Leer más
charity_head

Articulo

Lush Charity Pot Chile: Lineamientos

> Leer más

Lo que compartimos con ustedes